martes, 1 de diciembre de 2009

Marina Mustafaeva (Марина Мустафаева)

Voy a hacer como que le dedico algo de tiempo al blog y voy a subir unos videos de una cantante del Daguestán llamada Marina Mustafaeva (o Марина Мустафаева en su Rusia natal). Su nombre me resulta curioso porque refleja la mezcla de culturas islámicas y rusas, "sovietizándose" un apellido musulmán añadiendo el sufijo -ev. Bueno, -eva en este caso, pues los apellidos rusos reflejan el género de la persona que lo lleva. ¿Acaso no os habéis fijado que todas las guapas tenistas rusas acaban en -ova?

Otra cosa digna de mención es el vídeo en sí. Jamás he visto una mezcla tan rara entre lo tradicional -los bailes y los trajes son tradicionales- y lo más pastillero al estilo Ibiza Mix. Aviso: de puro bizarro acaba gustando.

4 comentarios:

Fraili Carmona Valviensi dijo...

La música está una mijina a la charramandusca, enque la mestura es enteressanti. La zagala no canta maleju, amás es guapina, pero entavia está mu bien encarabau son, música i vos. Un saluinu.

el tiu Cancho dijo...

Jejeje, á si tiu Pelinu mos deprendi la letra.

Carb0 dijo...

Creo que una de las características más sorprendentes de la música de esta mujer reside no nomas en la fusión de pop/tecno nuevo ruso con la música tradicional, sino que esta última a su vez es una fusión entre los sonidos tradicionales del Cáucaso y los cánticos religiosos de los fundamentalistas islámicos. De hecho muchas de sus letras hablan o bien de Alah o son auténticos himnos nacionalistas e independentistas dedicados al susodicho "Emirato caucásico"...todo muy directamente relacionado con el terrorismo checheno, daguestaní e ingús... No obstante no deja de ser un documento interesantísimo y una prueba más de que el arte y la música pueden o podrían acercar a las personas de los diferentes pueblos y desvelarlas entre ellas como seres humanos que es lo que son.

el tiu Cancho dijo...

Bueno, no todos los casos de nacionalismo son lo mismo. Para mí, los nacionalismos en un mundo que intenta ser cada vez más global son un atraso, pero es cierto que a veces es la solución a los problemas de algunos pueblos. No creo que la situación de pueblos como el quebecois, el catalán o el flamenco sea comparable, bajo ningún aspecto, a otros pueblos realmente oprimidos como el saharaui y similares en los que no sólo se les reprime culturalmente, sino también militarmente.

No obstante, a pesar de que no entiendo lo que dicen, tienes razón: es muy bonito de escuchar y es una representación de la música de una región y sus habitantes.

Muchas gracias por comentar. Un saludo.